Las primeras luces del alba, y las ideas se agolpan en mi cabeza.

El ayer es tarde. Los espacios toman forma, todo es posible, no hay horizontes. Determinación, pasión, esfuerzo, todos los días, como si fuera el último día, como si no hubiera mañana.

Un momento de locura y las líneas se despliegan veloces envolviendo las casas, devolviéndome hogares.

Tú eres mi razón de ser. Tu éxito, mi éxito. Tus necesidades, las mías. Tus expectativas, mi religión. Espacios que cumplen

a la perfección con la experiencia deseada, proyectando tu imagen, interiores con identidad propia, sin fisuras, desde el alma, con total transparencia, donde la perfecta fusión de elementos: funcionalidad, distinción, atemporalidad y estética, te hacen único.

Porque no puede ser de otra manera, porque la única razón para hacerlo es que moriría si no lo hiciera.

 

SÁNCHEZ Y DELGADO
Arquitectura interior